Company Logo

Agenda

Marzo 2017
D L M X J V S
26 27 28 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1

¿Quién está en línea?

Hay 262 invitados y ningún miembro en línea

Periódico ABC

Última Hora
  1. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cumple hoy 62 años, una jornada que supone la sexta ocasión en la que celebra en el Palacio de la Moncloa la fecha de su aniversario. Rajoy pasará parte del día en familia, pero al menos durante la mañana tiene varias citas públicas de trabajo en su agenda. A las 11.00 horas presidirá en la sede nacional del PP la reunión del Comité de Dirección de su partido y después se desplazará a Moncloa para reunirse, a las 13.30 horas, con el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan. Rajoy, nacido en Santiago de Compostela el 27 de marzo de 1955, fue elegido presidente del Gobierno en diciembre de 2011, por lo que accedió a la jefatura del Ejecutivo con 56 años.
  2. Shakira vuelve a arrasar. La artista colombiana ha irrumpido con fuerza gracias a «Deja vu», el tema que estrenó el pasado viernes junto al cantante Prince Royce. Es la primera bachata en la carrera musical de la novia de Piqué. En el videoclip, que ya han visto en Youtube más de quince millones de personas en sólo tres días, ambos cantantes protagonizan un sensual baile junto a otros bailarines.. Luciendo un ajustado vestido negro con la espalda descubierta y botas hasta la rodilla, Shakira derrocha sensualidad y demuestra lo bien que domina los ritmos bachateros con un movimiento de caderas que ya todos intentan imitar. La canción forma parte del quinto álbum de Prince Royce, que se llama «Five», y en el que participan también otros cantantes como Zendaya, Chris Brown y Gente de Zona. Todo un éxito que ambos intérpretes no han dudado en agradecer a través de las redes sociales. ¿Será la canción del verano?
  3. 1. Susana Díaz se presenta a las primarias porque «el PSOE y España» lo necesitan. González, Zapatero, Guerra, Rubalcaba y casi todo el poder socialista fue a la presentación de la favorita para ser próxima secretaria general. «¿Pasa algo por sentir orgullo de Felipe y Zapatero?», Madina reivindicó el «orgullo de un partido que ha gobernado, con Felipe y con Zapatero, 22 años de historia en nuestro país». La presidenta andaluza tiene consigo a cinco de los siete presidentes autonómicos y líderes del PSOE en sus regiones. Sánchez busca votos entre los militantes. ¿Cuál es el candidato ideal para el PSOE? Tras la presentación de las tres precandidaturas, la gestora del PSOE se reúne hoy para convocar el Comité Federal para el 1 de abril, en el que se aprobará oficialmente el calendario de las primarias en las que será elegido el nuevo secretario general. 2. El Gobierno prepara un registro definitivo de empleados públicos. Hacienda lo utilizará en el futuro como única referencia, poniendo fin a la dispersión de datos que impide conocer el número de trabajadores. Las distintas estadísticas ofrecen una diferencia de hasta 900.000 puestos. Esta situación complica los cómputos del gasto y la negociación de cualquier aspecto relacionado con dicho colectivo, como pueda ser la conversión de trabajadores eventuales en fijos. El cómputo incluirá a trabajadores estatales, autonómicos y de las corporaciones locales y estará listo en cuatro meses. 3. Merkel desinfla el «efecto Schulz» en su primer duelo electoral. El gran impulso que ha inyectado en las encuestas durante el último mes el nuevo presidente del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), Martin Schulz, se esfumaba en medio de un firme avance del partido de Merkel, la Unión Cristianodemócrata (CDU), que ganaba claramente con el 40,4% de los votos -frente al 30% del SPD- en El Sarre y se anotaba un ascenso de más de cinco puntos respecto a las anteriores elecciones. La discreta presidenta de El Sarre Annegret Kramp-Karrenbauer, pasaba de largo al mediático y esperanza de la izquierda europea Martin Schulz. 4. El Gobierno busca hoy el apoyo autonómico al Pacto Educativo. El Gobierno pulsará hoy el apoyo de las 17 comunidades autónomas a su oferta de Pacto por la Educación, en el marco de la Comisión General de las Comunidades Autónomas, que se celebra hoy en el Senado con un único punto en el orden del día: la educación. Educación necesita también el respaldo de las regiones para su Plan de Convivencia Escolar que plantea la figura de un mediador que evite el acoso escolar. 5. El juez interroga por blanqueo a Oriol, el último Pujol imputado por la fortuna que ocultó la familia. Las declaraciones de Marta y Mireia completan las citaciones a todo el clan por el origen sospechoso de la fortuna que ocultaron en Andorra durante más de treinta años. El único hijo que se había librado de estar imputado en esta causa, Oriol, que llegó a ser el secretario general de Convergència, comparece este lunes como investigado por blanqueo de capitales. Todos imputados: el matrimonio Jordi Pujol y Marta Ferrusola, y los siete hijos. 6. Viñales confirma las expectativas en Qatar. El español brinda una gran lección de paciencia y una lucha final cuerpo a cuerpo con Andrea Dovizioso para sumar su primera victoria en Yamaha. En Fórmula 1, Vettel vence en Austrialia y Alonso se retira al final. En golf, Jon Rahm se alza al estrellato y solo cede ante el número uno. En tenis, Nadal gana su partido 1.000 contra Kohlschreiber
  4. El hotel Baron de Alepo nunca ha cerrado sus puertas desde su inauguración en 1911. Es una de las normas de la familia Mazloumian y Roubina Tashjian, esposa de Armen Mazloumian, la encargada de que se siga cumpliendo. Roubina recorre los pasillos de este palacete del barrio alepino de Aziziyeh y recuerda cada detalle de los 106 años de vida del legendario establecimiento. Pide disculpas por el desorden, el polvo y el caos creado por los últimos cinco años de guerra abierta que ha sufrido Alepo. El hotel está en pie, desde fuera las paredes de piedra no han perdido su majestuosidad, y por dentro, pese al desgaste de la guerra y al impacto de varios artefactos en su planta superior, tiene tanto que contar que la historia borra las heridas del presente. Todo ha cambiado en Siria desde el estallido de la revuelta contra el Gobierno en 2011, que pronto se convirtió en guerra y que entra en su séptimo año con más de 320.000 muertos. El conflicto estalló en el interior de Alepo en el verano de 2012 y hasta el pasado diciembre no callaron las armas en una ciudad que quedó partida en dos. El Baron quedó en la zona bajo control del Gobierno, pero a pocos metros de la línea del frente. La fachada principal miraba a la Siria del presidente Bashar Al Assad, la posterior a barrios orientales como Bustan Al Qaser, controlado por diferentes grupos armados que aspiraban a derrocar al régimen. Una vez más, el hotel ha sido testigo directo de la historia del país. Ya lo fue en 1918, cuando el rey Faisal I proclamó la fallida independencia del país desde uno de sus balcones. Todos los presidentes sirios, excepto Nureddin al-Atassi, han dormido aquí al menos una noche y Hafez al Asad, padre de Bashar y creador de la Siria moderna, estableció incluso su cuartel general. Roubina lleva en el bolsillo las llaves para abrir la habitación 202, «en la que durmió Lawrence de Arabia y que era una de las más solicitadas» o la 203, también muy popular entre los viajeros porque «aquí se quedaba Agatha Christie cuando viajaba al país a acompañar a su segundo marido, que era arqueólogo», apunta con detalle Roubina, antes de precisar que "en esta habitación empezó a escribir «Asesinato en el Orient Express». David Rockefeller, Charles de Gaulle o el aviador Charles Lindburgh aparecen también en la lista de huéspedes. Estas habitaciones están hoy tan vacías cómo llenas de historia. Ocurre lo contrario en la tercera planta, un añadido al hotel original para disponer de más habitaciones, que desde 2014 alberga a desplazados de la guerra. "Llegamos a tener a quince familias, ahora quedan tres", informa Roubina, que abre y cierra cada habitación con cariño y no quiere concluir la visita sin acercarse al mítico bar, "uno de los lugares más emblemáticos". Hay que abrir las grandes persianas de madera para que entre la luz. Allí siguen la barra de madera maciza, los taburetes y el legendario mueble bar. El tiempo parece parado, pero el lugar habla y llora por los recuerdos de un pasado que será complicado recuperar viendo el panorama actual de la guerra en Siria
  5. El Lokeren, equipo de la liga belga de fútbol, protagonizó unas hilarantes imágenes en su último partido amistoso frente al Twente holandés. Dos de sus jugadores se pusieron de acuerdo para lanzar una falta sobre la portería de su rival. Sin embargo, cuando todo apuntaba a una jugada ensayada, el lanzamiento acabó provocando sonoras carcajadas en la grada. Después de pactar cómo sería el lanzamiento, los dos jugadores corrieron hacia la pelota, pero ambos pasaron de largo para delirio de los espectadores. El Twente, tan sorprendido por la acción como el público, reajustó su defensa. Sin embargo, en el lanzamiento posterior el balón acabó en la red después de un certero cabezazo. Un tanto que hace dudar de si la absurda jugada fue un error o en realidad una treta para hacer dudar al rival.
  6. Madrid, con Real y Atlético; Barcelona, con el Barça y el Español; o la capital hispalense con la rivalidad Sevilla-Betis. Pocas ciudades españolas pueden presumir de tener dos clubes de fútbol centenarios y una de ellas es la localidad cántabra de Torrelavega, donde la Gimnástica y la SD Barreda Balompié son esta temporada rivales, pero amigos, en el Grupo III de Tercera división. Una categoría que alberga uno de los estadios con más encanto del fútbol español, Solvay, la casa de la SD Barreda desde hace un siglo. Un recinto con una tribuna que no deja indiferente y que levanta la admiración de los aficionados que la ven por primera vez. [Los estadios con más encanto] Tribuna de SolvayEste histórico campo, una de las joyas que esconde la Tercera división, nació al abrigo de la empresa Solvay, que se asentó en esta localidad cántabra en 1904 para producir sosa cáustica y carbonato sódico, aunque la presencia de la compañía en la región se remonta a 1867, con la explotación de la sal de Polanco. Este desarrollo industrial en Torrelavega tuvo también repercusión social y en 1917 se inauguraba un estadio de fútbol que este año cumple su centenario. Racing de Santander y Sporting de Gijón disputaban el primer partido en un recinto que destaca p0r su cuidado césped y, sobre todo, por su vieja tribuna: una espectacular construcción coronada en madera y asentada en hierro que conserva ese ascendente industrial. Un campo con aroma británico que se asemeja a algunos de los que aún se pueden ver en las Islas. Este domingo, la SD Barreda Balompié recibía la visita del filial del Racing, que terminaba llevándose la victoria (0-1) y acababa con las escasas posibilidades que le quedaban al conjunto torrelaveguense de meterse en los playoff de ascenso para intentar dar el primer salto a Segunda división B. En su centenaria historia, nunca ha pisado la división de bronce, aunque este club tiene la peculiaridad de tener en sus vitrinas un título a nivel nacional: el Campeonato de España de Aficionados. Un éxito firmado en la temporada 1943-44 después de eliminar a Club Lemos, Erandio Club, CD Mediodía de Madrid y al filial del FC Barcelona en la final disputaba el 18 de junio de 1944 en la Ciudad Condal. Un partido histórico en el que se adelantaron los azulgranas y al que los cántabros dieron la vuelta gracias a los tantos de Peñalba y Milucho, en dos ocasiones (1-3). La SD Barreda se constituyó el 3 de julio de 1917 bajo el nombre de Sociedad de Foot-Ball Barreda Sport. Un club que nació gracias al entusiasmo de un grupo de trabajadores de Solvay encabezados por el belga Eduardo Leroy, que en 1909 llegó a tierras cántabras para convertirse en jefe de los laboratorios químicos de esta empresa. El primer presidente de este equipo fue un francés, Plaul Klein. Casi cuarenta años al frente del club A pesar de su centenaria historia, resulta curioso que en la hemeroteca de la SD Barreda Balompié sólo figure el nombre de ocho presidentes. Después de Klein, por el «sillón presidencial» pasaron Manuel Diego Abascal, José Martínez Toca, Antonio Ceballos Fernández, Carlos Liaño Oruña, Juan José López Sainz, Fernando Revuelta Gutiérrez y el incumbustible José Girón García, al frente de la entidad durante los últimos cuarenta años. José Girón, presidenteJosé Girón García preside el club desde la temporada 1981-82 y este domingo no faltaba, como cada jornada, a la cita de su equipo, entrenado este curso por Alejandro Cayón. El presidente no podía asistir a una victoria de un conjunto que la pasada temporada regresaba a Tercera y que a falta de ocho jornadas tiene prácticamente asegurada la permanencia. A lo largo de sus cien años de vida, la SD Barreda Balompié ha visto pasar grandes futbolistas por su vestuario. El más carismático Carlos Alonso González, más conocido por Santillana. Un delantero internacional formado en el Satélite, filial del club de Torrelavega, que con el Real Madrid ganó nueve Ligas, cuatro Copas, una Copa de la Liga y dos Copas de la UEFA.
  7. El Extremadura, conjunto del Grupo IV de Segunda B, recibía este domingo a la UD Melilla en un duelo muy importante para su permanencia en la categoría. El conjunto azulgrana no podía conseguir la victoria porque un gol de Cubillas en el segundo tiempo terminaba dando el triunfo a los visitantes (0-1), que pelean por entrar en los puestos de playoff de ascenso. Una derrota dura que provocaba el desconsuelo de Boateng, protagonista al desperdiciar una doble y clara oportunidad ante la portería de Dani Barrio. Al término del partido, Boateng se mostraba desconsolado y se dejaba caer al césped. Conscientes del mal momento que pasaba su rival, los jugadores del Melilla acudían a consolar al futbolista del Extremadura. Varios componentes de la expedición melillense intentaban levantar el ánimo y frenar el llanto del azulgrana, que tardaba unos minutos en abandonar el césped. El delantero se marchaba finalmente a los vestuarios pidiendo perder a los aficionados. Una de las imágenes que nos deja el @EXT_UD @UDMelilla las lágrimas de un desconsolado @rboateng27 Gran gesto de los jugadores melillenses pic.twitter.com/ypNr1rlSFl— DeportesCexTV (@DeportesCexTV) 26 de marzo de 2017Después de la derrota de este domingo, el Extremadura es 18º en la clasificación con 32 puntos, los mismos que tiene el Real Jaén, el equipo que marca los puestos de descenso. La UD Melilla, por su parte, es quinta con 51 puntos, a dos de las plazas del playoff de ascenso a Segunda división.
  8. La salida de Inglaterra al césped de Wembley para enfrentarse a Lituania (2-0) llamó la atención por un detalle que no pasó desapercibido. Jermain Defoe, un delantero veterano metido ya en la treintena (34) que este domingo regresaba a su selección después de cuatro años de ausencia, fue el que abrió la comitiva a pesar de que no portó el brazalete de capitán. En la cuna del fútbol, en un país de tradiciones, el delantero rompió el habitual protocolo y saltó de la mano de Bradley Lowery, un joven hincha de cinco años que lucha contra un cáncer terminal. Es el compañero inseparable de un futbolista que, con sus continuos gestos hacia este niño, se ha ganado el cariño de los aficionados de todo el país. Una bonita historia de amistad que tuvo en el gol de Defoe una inesperada sorpresa para el pequeño. Defoe y Bradley, en el hospitalDefoe contó con la complicidad del guardameta Joe Hart, que le cedió el lugar reservado al capitán, para que Bradley Lowery viviera uno de los días más especiales de su vida. Este seguidor que duerme con la camiseta del Sunderland, el club al que pertenece Defoe, sufre un neuroblastoma, un cáncer muy agresivo, pero la enfermedad no le ha quitado las ganas de fútbol. Y más desde que conoció a su ídolo. Las visitas del delantero para dar ánimos al niño son habituales y una reciente imagen de ambos durmiendo en la cama del hospital conmovió a muchos aficionados. Ausente con Inglaterra desde noviembre de 2013, Defoe compartió con Bradley su felicidad por su vuelta a la selección y ayer le invitó a Wembley. Quiso que, si era titular, su amigo le acompañara al saltar a la hierba. Unos minutos inolvidables para el chaval, que durante la atronadora interpretación de los himnos buscó el abrazo cálido del jugador. Ya en la grada, presenció el gol que más ilusión pudo hacerle. El de Defoe, que a los 22 minutos abrió el triunfo ante los lituanos, rematado por Vardy tras el descanso. Un partido inolvidable para Defoe y Bradley, dos luchadores incansables. ¡GRANDE👏🏽! El abrazo de Defoe con Bradley Lowery, el nene que tiene cáncer terminal. Hart los dejó ponerse delante. pic.twitter.com/DDqIEmrWPd— Actual Fútbol (@ActualFutbol) 26 de marzo de 2017
  9. Ander Herrera (14 de agosto de 1989, Bilbao) es un futbolista normal, que habla como un chico normal y que tiene los gustos de una persona normal. Podría ser todo lo contrario e imitar lo que ve, pues ahora comparte vestuario en el Manchester United con los peinados de Pogba o los tatuajes de Ibrahimovic, pero él no se aleja de ese niño que creció obsesionado por el fútbol y que ahora acude con frecuencia a las llamadas de Julen Lopetegui para estar en la selección. Sufre por el Zaragoza (club de su infancia), adora la vida que tiene en Inglaterra, está encantado con ser padre y mantiene un interés poco usual en su gremio por lo que sucede en el mundo, seguramente el motivo que le llevó a matricularse en Periodismo. No jugó en Gijón, pero es probable que lo haga mañana en París, amistoso de altos vuelos contra la poderosa Francia. -¿Cómo sienta la selección? -Me ha costado mucho venir. Llevo tres convocatorias seguidas y me he de ganar el seguir viniendo, pues estar con los mejores es lo máximo a lo que se puede aspirar. -¿Un niño piensa en la selección o solo piensa en triunfar en un club? -Yo tenía la ilusión de vivir del fútbol y de jugar. Además, he confiado siempre en mis cualidades e imaginaba que me podía llegar el momento, pero a este nivel no. ¡Qué va! Jugar en el equipo más grande de Inglaterra como el Manchester United y estar en la mejor selección del mundo, pues como que no... Hubiera sido ponerse el listón demasiado alto siendo un niño. -¿Cómo era de niño? -Muy futbolero, un chico normal. Muy de mis padres, muy familiar. Y sobre todo, loco por el fútbol. Mi madre me dice siempre que yo no he sido un niño, que desde muy pequeño he sido muy adulto, muy maduro. Tenía aficiones de niños mayores. Con uno o dos años me quedaba viendo el fútbol en la tele. ¿Para Reyes qué quieres? La equipación de un equipo, un balón, estas botas... Nunca he sido de juguetes, solo quería fútbol. -¿Qué camiseta le hizo más ilusión? -Tuve muchas, pero guardo, o no sé si aún la tendré, una que me regaló mi padre. Cuando era el secretario técnico del Zaragoza, de un viaje a Argentina me trajo la de Maradona, el «10». Era cuando volvió a Boca, que jugaba con esa franja en el pelo de color amarillo. -¿Era su referencia? -Bueno, mis ídolos eran los del Zaragoza, porque yo era de ese equipo y me tocó una época muy buena cuando era niño. Campeones de la Recopa con los Poyet, Nayim, Esnáider, Cáceres... Esos sí que eran mis ídolos, pero veía más fútbol del resto del mundo y por supuesto que Maradona era una referencia, por eso me hizo tanta ilusión esa camiseta. -¿Cuándo se dio cuenta de que viviría de esto? -En el filial del Zaragoza. En ese salto de juvenil hay muchos, pero el filtro se hace pequeñito y cuando subes al filial ves que puedes. Ahí destacas, empiezas a trabajar en el primer equipo... Pero como decía, no me veía jugador del Manchester United y de la selección española, no se puede imaginar eso. -¿A usted le gusta el fútbol? -Me encanta, me gusta muchísimo. Mi padre estuvo en el Zaragoza y en el Celta durante 20 años como secretario técnico, y con él hablaba mucho. Me pedía incluso consejo para fichar a jugadores y me pegaba a la tele para ver fútbol argentino y ver quién era bueno. Me gusta conocer y ver fútbol en general. -¿Y lo que le rodea? -Pues algunas cosas sí, y otras no tanto. Es cierto que se ha convertido demasiado en negocio, creo que cada vez el aficionado está más en segundo plano. Y para mí el fútbol no es nada sin los aficionados, nada de nada. -¿Por qué se está alejando el fútbol de la gente? -Pues porque las televisiones mandan, los ingresos marcan la toma de decisiones... No es normal poner partidos el viernes a las diez de la noche, o el lunes a la misma hora. Pero yo no voy a cambiar esto ahora. Yo soy un obrero del fútbol, pero digo lo que me gustaría. Quisiera volver a disfrutar de seis partidos a la vez los domingos a las cinco de la tarde, volver de viaje escuchando la radio, el carrusel, los goles... Me temo que eso ya es imposible, el dinero manda. Inglaterra cuida más al aficionado, y se debería aprender alguna cosa de ahí. -Escuchaba el carrusel porque usted estaba obsesionado con cantar goles, ¿cierto? -Bueno, bueno... Empecé Periodismo, pero no sé si hubiera ido encaminado al deporte. Algo hubiera hecho con el fútbol, pero no sé si periodismo deportivo. Es muy difícil, y ahora, además, tampoco estoy de acuerdo con muchas cosas de las que veo en el periodismo. -¿Pero no hizo un curso de locución? -No, no. Le cuento. Era como un campeonato para niños y teníamos que narrar goles. Y lo gané, pero de lo que no me acuerdo es qué gol canté. Seguro que sería del Zaragoza... -¿Y por qué Periodismo? -Me gusta contar lo que veo y creo que lo puedo hacer bien. Empecé por eso, pero no solo pensando en fútbol. También me gusta mucho el periodismo de investigación. Y veo también muchísimo National Geographic, me encantan esos medios con los que trabajan. Me paso horas. -¿Pero de animales, o de países, viajes, paisajes...? -Animales, animales. Llevo la idea de hacer pronto un safari. Me encanta. -¿Prefiere ir a ver leones o bañarse con tiburones? -¡Al tiburón le tengo un miedo que te cagas! Pero es cierto que me crea muchas incógnitas lo que es el mar. Sobre todo me gusta el león, la sabana africana, los elefantes... -¿Viviría en el campo, entonces? -No, soy de ciudad, muy de ciudad, y muy de centro de ciudad. -¿Está puesto en actualidad? -Lo que puedo. No vivo ausente a lo que pasa en el mundo, pero tampoco me considero un erudito que esté todo el día leyendo actualidad. -¿El futbolista en general vive ajeno a la realidad? -Hay de todo. Es un cliché y también es verdad que el futbolista tiene miedo a hablar con vosotros. Bueno, mejor hablar de respeto. Muchas veces das una entrevista de 20 minutos aprovechables y te meten un titular que... Al siguiente día, vas con el freno de mano. Esta entrevista yo la considero aprovechable, estamos hablando de todo, pero si me metes un titular que crea polémica, pues el próximo día igual no te hablo igual. -¿Cómo está en Manchester? -Muy contento, asentado, son tres años ya en el club más grande de Inglaterra y con el entrenador apropiado. Lleva ya siete u ocho meses en el club y hemos ganado dos títulos. No los más importantes, pero por algo se empieza. Estamos en Europa League, queremos entrar entre los cuatro primeros de la Premier para ir a la Champions... Soy optimista con lo que está creando Mourinho. -Ha introducido usted su nombre. ¿Cómo es? -Es directo, frontal. Si vas de cara y lo das todo, él te lo devuelve. Me ha dado una confianza tremenda para jugar. Es un entrenador de equipo grande. Maneja los egos de un vestuario, que hay mucho de eso. Sabe cómo gestionar un grupo tan importante y él asume toda la presión para que nosotros estemos tranquilos. Es muy listo. Con él he dado un salto. -¿Mantiene relación personal? -Sí, sí. Cuando fui padre estábamos en pretemporada y me dijo que me fuera tres días. Yo fui al nacimiento y volví al trabajo, mi novia lo entendía... Pero es un tío normal, muchas veces lo que se habla de él no es real. -¿Le resulta más fácil ser futbolista en Inglaterra? -Muchísimo más. Yo valoro y admiro muchísimo a los jugadores del Madrid y del Barça. Tienen un mérito... Todos los días en la prensa, en los programas... Es un mérito brutal. Nosotros estamos alejados del día a día de la prensa. La distancia entre el periodista y el futbolista es mayor y eso hace que se respete mucho más tu entorno y tu intimidad.
  10. Para abrirse camino hacia Rusia 2018 (nada que ver ya con la Rusia del 63, la de Daniela Bianchi en «From Russia With Love»), la España de Lopetegui (uno de los españoles más influyentes, de dar crédito a las encuestas) ha vencido a Israel, proporcionando al «As» y al «Marca» titulares veterotestamentarios, para que luego digan que los cronistas deportivos son incapaces de encontrar una oración en la Biblia. Por uno de esos caprichos de la historia, Israel es parte futbolística de Europa, y podía haberlo sido geográficamente, si Roosevelt se hubiera tomado en serio la propuesta que en febrero del 45 el ladino rey saudí Abdul Aziz le hizo en la cubierta del crucero «USS Quincy» en medio del Canal de Suez sobre establecer el nuevo Estado judío en territorio alemán, con lo que ahora el equipo de Lopetegui, en vez de tener enfrente a Marciano, el manirroto portero israelí, habría tenido a Neuer, «Noya» para los locutores de TV, y para Florentino Pérez, «el mejor portero del mundo». En cualquier caso, un España-Israel de fútbol tiene sus extravagancias, y los «notas» de la localidad, que era Gijón, aprovecharon que la ocasión la pintaban calva para sacar los pies del tiesto y echar a volar el grajo del antisemitismo, que a estas alturas tampoco se sabe si es un racismo homologado por la UEFA. No es un asunto terminado: históricamente, y pasando por alto el principio de contradicción, el racismo europeo ha acusado a los españoles, primero, cuando interesaba a los protestantes, de poseer mezcla judía, y después, cuando interesaba a los ilustrados, de perseguir a los judíos. Pero Villar, presidente de la Federación de lo que él llama «Fulbo», incapaz de llevar el chiringuito de «La Roja» a Barcelona o a Bilbao, llevó el partido contra Israel a Gijón, cuyo Ayuntamiento participa oficialmente (eso incluye la gaita) en la kermese internacional contra la única democracia de Oriente Próximo, coincidiendo el teatrillo con la celebración en Italia del sexagésimo aniversario del tratado de la Unión Europea, donde nadie, ni siquiera Rajoy, mentó a don Santiago Bernabéu, artífice de la Copa de Europa, que, anterior al Tratado de Roma, ha hecho por el europeísmo bastante más que los burócratas con librea de Bruselas, que vienen a ser como el ejército chino de terracota que tiene frau Merkel al servicio su casino alemán, que no otra cosa es la UE, donde el luxemburgués Juncker pone cara de cervecero bávaro, donde el polaco Donald Tusk pone cara de cabo prusiano y donde la última palabra la tiene únicamente Alemania, quien, después de arrojar a Delors a los leones por proponer una Europa de dos velocidades, decreta la Europa… de dos velocidades, una, la de los prestamistas, que sólo es Alemania y que jugará como el Madrid de Mourinho, el equipo más rápido del mundo, y otra, la de los prestatarios, que son el resto y que jugará como el Rayo de Paco Jémez. -Hay que tener fe en Europa -dijo Rajoy en Roma. -Hay que tener fe en el Mundial -dijo Lopetegui en Gijón. Debemos, pues, creer en todo lo que no vemos. Desde luego, la Europa de Rajoy no está en nuestra mano. Y el Mundial de Lopetegui, tampoco, ya que se celebra en la Rusia de Putin, el hombre, según el establishment, que todo lo hackea. Los liberales americanos sostienen que Putin es con las elecciones como los chinos del barrio con las tragaperras: nadie sabe cómo lo hace, pero se lleva el bote. En las redacciones de todos los periódicos ya se están cociendo los reportajes de «Putin hackea el Mundial para que lo gane…» (aquí, el nombre del equipo sorpresa de turno). Ignacio Ruiz Quintano



Powered by Joomla!®. Designed by: joomla 1.6 templates web hosting Valid XHTML and CSS.

Administrador página: Mar Pozo